Yolaperdono

Usted está viendo

En detalle

“El cine es el principal creador de la memoria colectiva”…

Por: Andrés Laguna

Proyecto Mágico, cortometraje documental del malagueño Manuel Jiménez, que se proyectó en la Muestra Alcances en Cádiz y en los festivales de Lanzarote y Málaga, y que competirá en Huesca, se aproxima a la leyenda de un extraordinario jugador que en los años ’80 hechizó a la afición del Cádiz CF. Jorge Alberto González Barillas, mejor conocido como Mágico González, es la máxima estrella de la historia del fútbol salvadoreño, que llegó a la Liga española después de haber hecho un buen papel en el Mundial del ’82. Hizo de la ciudad andaluza su segundo hogar y convirtió al estadio Ramón de Carranza en el escenario de sus proezas, la hinchada gaditana es testigo de mito.

Evidentemente, la cinta de Jiménez es sobre fútbol, es un homenaje a González. Pero, curiosamente, durante los poco más de 20 minutos de metraje no vemos ni una sola jugada, ni un gol, ni siquiera un regate, no hay imágenes de archivo. Mágico está fuera de juego, no sale en el cuadro. Pero, al mismo tiempo, está en todas partes. Lo que hace Jiménez es alejarse del lenguaje del documental deportivo periodístico al que estamos acostumbrados, se interesa por registrar la huella del futbolista en Cádiz, en su gente. Ahí está la magia de Proyecto Mágico.

Este corto, el primero de su productora Yolaperdono, le está dando muchas alegrías a Jiménez. Lo que parece ser una constante, pues ha recibido varios reconocimientos y el favor del público desde que inició su carrera, su primer documental, La aldea perdida, obtuvo el Primer Premio del Jurado en Documenta Madrid e hizo parte de la selección oficial del IDFA (International Documentary Film Festival Amsterdam, algo así como el Cannes del documental); con Hombres de sal recibió el Segundo Premio del Jurado en Documenta Madrid, el premio RTVA en Alcances, el Primer Premio del Jurado en Almería en Corto y representó a España en Doc_Europa; con El pésimo actor Mexicano hizo parte de sección oficial de Documenta Madrid; con La aldea perdida: El lado oscuro ganó el Premio Especial del Jurado en Huesca, el Premio del Jurado en Alcances y es seleccionada para el Festival Internacional Hot Docs de Canadá, uno de los más importantes a nivel mundial en su género y el más grande de Norte América.

Tal vez este demás asegurarlo, pero Manuel Jiménez es uno de los documentalistas españoles a los que hay que seguirle el rastro. Tuvo la amabilidad de responder a mis preguntas, justo después de presentarla en el reciente festival de Málaga.

El año pasado tuviste mucho éxito con La aldea perdida. El lado oscuro, con Proyecto mágico estás siguiendo la buena racha ¿Cómo se digiere la experiencia?
- Con enorme satisfacción y ese puntito de incredulidad que siempre tiene el ver cómo se reconoce tu trabajo. La respuesta de ambos documentales está siendo muy buena a todos los niveles y compensa el enorme trabajo que llevan detrás.

En ambos cortos haces mucho uso del fuera de plano, lo que no está en el cuadro es tan o más importante que lo que está dentro ¿Cuál es la importancia de lo que no se ve en el cine, de la sugerencia?
- Al final, el cine es muchísimo más de lo que está encerrado en ese rectángulo más o menos alargado. El cine trasciende a su propio formato porque en realidad es un proceso mental. Son nuestra imaginación, nuestros recuerdos, nuestras asociaciones las que nos introducen en esa otra realidad y hacen que la vivamos como una experiencia personal, esto hace que consciente o inconscientemente en el cine tenga tanta importancia lo que se ve como lo que no.

Creo que no eres muy fanático del fútbol, entonces ¿Cómo nace el proyecto?
- El proyecto nace en un festival. De ahí que reivindique una y otra vez la importancia de los mismos para el nacimiento de proyectos y de nuevos cineastas. En 2011, en la Muestra Cinematográfica del Atlántico, en Cádiz, competíamos con El Pésimo Actor Mexicano, un largo sobre la figura de Manuel Alcántara. Allí, una noche salimos todos los realizadores juntos y como vamos teniendo una edad… surgió el recuerdo de Mágico y su paso por la ciudad. Normalmente este tipo de cosas se queda ahí, en la exaltación de la amistad de una noche, pero al día siguiente, en el “desayuno con los realizadores”, organizado por el festival, sobre la mesa estaba el Diario de Cádiz y en su portada había una foto de Mágico. Para el diario de referencia de la ciudad, el gol marcado al Racing de Santander por Mágico era lo más importante que había sucedido en la ciudad veinticinco años antes, tanto como para llevarlo a su portada. Esto hizo que nos planteásemos que posiblemente la figura de Mágico en la ciudad trascendía el mero recuerdo. Algunos realizadores eran gaditanos y nos llevaron a visitar una taberna donde nos hablaban de Mágico en presente, comparándolo con Messi o Cristiano Ronaldo, Maradona o Di Stéfano, todo trufado con infinitas anécdotas personales vividas en primera persona con el jugador. Ahí es donde me di cuenta de que la figura de Mágico era mucho más, que había dejado de ser un recuerdo para comenzar a convertirse en leyenda, que realidad y ficción se mezclaban en el recuerdo de un mito. Meses después, cuando decidimos dar el salto a la independencia y crear nuestra propia productora: Yolaperdono, pensamos que Proyecto Mágico debía ser nuestro primer proyecto. Llamamos a nuestros amigos gaditanos y nos subimos juntos a este barco.

Tu obra ha registrado temas íntimamente relacionados con la cultura popular, ¿Es un intento por recuperar las prácticas y los saberes del pueblo?
- Más que nada es un intento de aprender. Si en algo se caracteriza mi obra es en la profunda documentación y en el empaparme de la realidad que quiero contar. Me encanta acercarme a realidades que no son la mía, entenderlas, aprenderlas y contarlas. El hecho de que se acerquen a la cultura popular reside en que creo que en nuestro proceso de socialización, en nuestra educación, esas tradiciones que nos rodean, que quizás ya no compartimos o hemos dejado atrás, de alguna manera, al haber formado parte de esa formación propia como persona, han dejado una base que nos hacen llegar a entenderlas, las compartamos o no.

En Proyecto Mágico la construcción de la leyenda se hace a través de la memoria de los parroquianos, ¿Qué rol juega la narración, el hecho de contar historias, en la construcción de la realidad?
- Todo. La realidad es memoria. Y esta agranda, deforma y se adecua siempre, en mayor o menor medida, a su forma más “redonda”. Todos somos constructores de relatos y a los relatos se les da una forma y estos relatos son los que finalmente conforman la historia. Hay una máxima del periodismo que dice que la objetividad no existe, yo la ampliaría a todos los ámbitos, y la construcción de la Historia en mayúsculas no es una excepción.

¿Qué relación crees que guarda el cine con la memoria?
- Creo que en la actualidad es el principal creador de la memoria colectiva. Independientemente del valor antropológico que pueda tener qué o cómo se ha contado en cada época, ahora se está recontando la historia en el cine y al final eso es lo que queda, para los grandes colectivos sociales las referencia históricas, los recuerdos de los momentos de la historia, serán los que una película les ha enseñado.

Por momentos, Proyecto Mágico es más una película sobre la hinchada del Cádiz que sobre Mágico ¿Esa era la intención?
- Desde mi punto de vista es más una película sobre el mito de Mágico González que sobre él mismo y ese mito nace y se desarrolla en la hinchada del Cádiz, son ellos los que lo han creado y dado forma, al menos en nuestro país.

¿Qué planes tienes después de Mágico?
- Pues continuando con esa cultura popular de la que hablabas, estamos desarrollando un largometraje documental, La Hora, sobre la visión del mundo que tienen los toreros; una coproducción con la productora catalana Intropía Media en la que abordaremos a la Generación del ’27 española, Las Sinsombrero; y, cómo no, el convertir Proyecto Mágico en El Mágico, un largometraje con el que pretendemos saltar de la memoria a la realidad y explorar la figura de Mágico en El Salvador, país del que vino y al que volvió tras su marcha del Cádiz.

VER noticia CINEMACINES

VER noticia OPINION.COM.BO

1 Comentario
  • empresa audiovisual on 29 julio, 2013

    Felicidades por la aportación. Es muy gratificante ver como se siguen haciendo proyectos audiovisuales de calidad. Saludos.

Deje una respuesta